jueves, 18 de febrero de 2010

Los soles negros

Cerrar la boca, pasar de largo, mirar a hurtadillas, no hacer más que actos de ausencia astutamente espaciados ha servido para algo: de entrada para que JR, buen muchacho pronto a la revolución del pan de los abrazos, se invente una mitología extraña sobre lo que fueron los tiempos de la cretina hecha verbo y contador de visitas. Viste la carne enjuta del viejo tusitala y se lanza a las colinas a contarle a los niños historias de otro tiempo. Los cretinos ¿no oyeron hablar de los cretinos? Sentaos en corro, sacad del zurrón pan y queso y escuchad, porque he de hablaros del oro de un reino perdido. El problema, lo que no ignora el buen tusitala, es que los niños que le escuchan, son los protagonistas de aquella historia que, honestamente, no fue para tanto. A los niños-viejos les hace bien, no obstante, escuchar en buena prosa el relato de lo que no sucedió, la vindicación de unos textos cuyo valor, ay, fue el método.

En lo alto de las montañas grises se sigue escuchando el estrépito de las cornamentas de los viejos machos siempre en berrea. Angresola y Forlati insisten e insisten, topan y se admiran, echan humo blanco por los belfos, se encaraman a la roca del recuerdo, firman bellas postales de cabriola y corren al centro del valle a encontrarse de nuevo en mitad de un trueno.
Al otro lado del mundo, la comtessa, persiste en los modos de la sirena y canta roqueríos afilados y carne alada contra la que se astillarán los barcos.

De este lado la Morena retrospecta que da gusto. de aquél Baidal baidaliza. Y Vicé se hurta del don y apaga las luces.

Decir que la cretina no escribe es como llorar porque la cena se acaba cuando aún estamos en el primer plato. Pero así somos, supongo, seres manchados de fatalidad que viven para el recuerdo. No anticipamos la tragedia por nada en concreto, muchachos, sólo porque, en el fondo, vinimos por la tragedia y ya andamos con ganas de un buen fracaso que llevarnos a la boca. Un epitafio contante y sonante que hacer rodar sobre la barra.

Así que de momento no agüen el vino que no es para tanto. Casi nunca es para tanto.

8 comentarios:

morena dijo...

Si es que no dejan ustedes paso a los mortales!!!

"..no es para tanto. Casi nunca es para tanto". Hace tiempo que no se lo digo, pero sigue siendo usted, un jodido optimista.

Salud y força

Comtessa d´Angeville dijo...

Qué gran Forlati qué gran!

Comtessa d´Angeville dijo...

Hòstia lapsus, què gran Diafebus què gran!!!!!

diafebus dijo...

jajajaja, efectivamente, casi nunca es para tanto y Forlati és gran, molt gran, jajaja

Forlati dijo...

El 'adalid' de la moderació i la temprança. Mireu-lo, mireu-lo. Qui ho diria veent-lo d'apòstol de la màxima baydaliana: la vida és excés. Vosté sí que és gran, caguendeu!

Anónimo dijo...

Que raros son ustedes. Hay que ser normal. Disimularlo al menos.

BT

Anónimo dijo...

Do you need a professional office cleaning solution?

We provide domestic and house cleaners carried out by trained cleaning professionals.

Our cleaning technicians are experienced and reliable.

Discover more about our [url=http://www.cleanerlondon.com/office-cleaning-london.php]carpet cleaning[/url] services.

Benedicto XVI dijo...

"The rest of the body Maddié McCann is in the Cemetery of Algarve, Portugal" http://Noticias-aunnodescubiertas.blogspot.com